Sin community manager: una decisión fatal

Publicado por | · · · · | Social Media Marketing | No hay comentarios en Sin community manager: una decisión fatal

Ese sobrino milenial, la recepcionista, el administrativo… Delegar la gestión de las redes sociales de tu empresa en la primera persona que te encuentres por la mañana al abrir la oficina puede ser una decisión fatal.

 

Tener una cuenta personal en Facebook no es lo mismo que crear un perfil de empresa y gestionar una red social corporativa. El community manager es la voz de tu empresa de puertas afuera y la voz del cliente de puertas adentro, es decir, un enlace entre tu negocio y tus clientes reales y potenciales. Parece lo suficientemente relevante, y más si tenemos en cuenta esta crisis económica, para elegir con cabeza quién dará la cara por nosotros, quién gestionará los conflictos y quién empatizará con nuestros clientes.

 

Dice Pedro Casielles, jefe de equipo de Randstad, que “la empresa que no tiene una página web está condenada a desaparecer”. Podríamos ir más allá y afirmar que la empresa que no tiene redes sociales también lo acabará haciendo.

 

El motivo está claro: no estás donde están tus clientes. El 81,9% de los hogares españoles ya tiene acceso a la Red, según el VIII Observatorio de Redes Sociales de 2016. Además, dos de cada tres usuarios se conectan a diario y el 90% tiene cuenta en alguna red social. En cuanto a las empresas, el 98,4% de las que tienen más de diez trabajadores están conectadas a internet, según datos del INE. Y respecto a las pymes, éstas ya representan el 47% del total de los negocios online, según el Foro de Economía Digital.

 

¿De verdad? ¿Las pymes ya copan casi la mitad del mercado en internet? Sí, porque internet es democrática –el premio se lo lleva la mejor estrategia, no el que gaste más dinero– y algo mágica –nos permite llegar a nuestro público con menores costes y tiempo.

 

Ser consciente de la importancia de tener presencia digital nos lleva a plantearnos la necesidad de contar con un community manager. Un planteamiento que casi siempre obtiene una respuesta positiva. De hecho, está previsto que se creen entre 60.000 y 70.000 puestos de trabajo relacionados con esta función en los próximos tres años, según un estudio realizado por Adecco. Una buena noticia para todos los periodistas que la crisis ha dejado en el arcén.

 

Antes de lanzarnos en su búsqueda, hay que aclarar que el community manager no es informático, ni programador, ni diseñador gráfico, ni “entrenador de dromedarios”, como dice Esther Rosado, en el blog codigosocial.es.

 

Sin embargo, hay que aceptar que es un profesional orquesta que debe ser capaz de desempeñar funciones muy diferentes. Debe saber comunicar bien y redactar con buena ortografía para escribir, entre otras cosas, el blog corporativo. Es necesario que sea una persona empática, con facilidad para relacionarse y expresarse y que sepa usar el tono adecuado a la empresa y a cada momento. Imprescindible es también que sepa apagar fuegos en vez de avivarlos, que conquiste a los seguidores, que transmita las opiniones de los clientes para mejorar el producto de la empresa, y que genere informes y defina estrategias en función de los mismos. Va a ser mucho para el sobrino milenial…


No Comments

Deja un comentario